Platos de temporada en Los Calizos
Siguenos en facebook

Carretera Miraflores km. 30´5

28740 RASCAFRIA (Madrid)

Tel.: 91 869 11 12

loscalizos@loscalizos.com

>>Se encuentra > inicio > Estacional > Platos de Temporada > La Matanza

La Matanza

Una de las cosas que nos une a la mayoría de los que hemos nacido en un pueblo y degustado la vida en él, con sus penurias y sus glorias, es la forma de elaborar la matanza que tenía nuestra abuela o madre en las primeras luces invernales.

 

Digo abuela primero porque hasta que hemos sido una nación de la UE han sido las encargadas de enseñarnos las formas tradicionales de hacer las cosas de una casa, entre ellas la matanza, que como se hacía una vez cada año, las hijas no captaban toda la “sabiduría” de una vez y eran ellas, por lo menos en mi caso, la encargada de hacer el adobo, arreglar el chorizo y la morcilla.

 

La matanaza de siempre

Mi abuela materna, la única que he conocido por desgracia, tenía un carácter de los que marcan una vida, nunca la vi desarreglada, con su pelo blanco, su primer trabajo matutino era peinarse cada día como si le fuera la vida en ello. Ella ha sido la encargada de transmitirnos sus conocimientos como los hacía la suya, Justa que regentaba a principios del siglo pasado la Hospedería del Paular.

 

La morcilla empieza mucho antes de la matanza, con la selección de las cebollas que se van a usar, deben de ser grandes, tiernas y muy jugosas, para evitar al máximo el desperdicio y que no queden trozos con distinta textura después de la cocción (roncharía se dice), al sembrarlas deben de estar en un sitio soleado y con poco riego.

 

Para nuestra morcilla siempre hemos utilizado una cebolla que es muy plana y ancha, llegan a pesar un casi un kilo, que actualmente va siendo difícil de encontrar porque no es “comercial”. Se limpian concienzudamente de cáscaras y “canchos” verdes y se pican muy pequeño para que casi no se note en el paladar, se le añaden las especias, la sangre del cerdo, manteca y se embute en tripa natural, pasando a la cocción durante dos horas al final de las cuales se sacan de la caldera con mucho cuidado y se enfrían para posterior conservación.

 

© Los Calizos .|. Legal .|. Facebook .|. Mapa del sitio